jueves, junio 08, 2006

Buenos días

La primera gota que cayó en aquel desierto, tras años de dura y terrible sequía, apenas empapó la tierra y los agoreros de turno despreciaron su importancia, y, esperando que llegasen tiempos mejores, se marcharon de copas para lamentar la falta de lluvias. Pero una mujer de la tierra, que sabía apreciar el valor de la paciencia y la constancia, esperó la llegada de nuevas gotas, sabía que más tarde o temprano a una gota le sucede otra y otra, que juntas pueden ser leve llovizna, mojar la tierra y alimentar los primeros brotes de hierba, que muchas más llegarán a ser una lluvia en condiciones y que horas de lluvia inundan el paisaje de verde esperanza. Por eso, esa mujer esperó y preparó un recipiente para recoger la lluvia, para no perder ni una sola gota, para unir el esfuerzo pequeño con el grande, para sumar y nunca restar. Con ello podría regar pequeñas macetas, detener la destrucción de pequeñas zonas, pero con muchos cubos, con muchas gotas se detiene la pérdida de mucha tierra y se crea mucha vida.
Ahora ya existe ese recipiente para recoger las gotas, nuestras denuncias, y se llama blog Ben Baso. Llenemos el cubo y detengamos la destrucción de tanto Patrimonio.
Gracias Ángela por seguir en la lucha contra la sequía.

1 Comments:

At 2:53 p. m., Blogger angela said...

Se me han saltado las lágrimas. La amistad tambien es patrimonio. Gracias Esteban.

 

Publicar un comentario

<< Home