jueves, junio 08, 2006

Paco y la Encarnación



Francisco Rodríguez sigue lanzando su protesta frente a la Encarnación, mientras entre los demás cunde el desánimo y el fatalismo. Su voz debe tener un espacio en esta bitácora ahora que las setas empiezan a brotar del cemento.

PARAR EL TREN

No sé porqué, pero cada vez tengo la impresión de que me quedo nuevamente más solo en este asunto que tanto me duele de la Encarnación que todos conocéis. Sin contar con los adormecidos comerciantes, inmersos en ese sueño inducido, solo puedo dirigirme a vosotros, pues tenias las ideas mas claras que ellos, y que nuestros dirigentes, como para imaginar lo que supondrá para esta ciudad soportar ese icono que todos sabéis, pues si esta cosa prospera por un silencio que ensordecerá en nuestros adentros, lo inmediato es que se tenga que aceptar, en lo sucesivo, cualquier cosa.
Muchos estábamos juntos para defender la Encarnación en su conjunto, y su tradicional plaza de abastos municipal, para evitarle el presumible desaguisado como por ejemplo lo ocurrido en San Sebastián, donde tras una provisionalidad de algo mas de un año, los comerciantes, en su mayoría dejaron sus comercios, absorbidos por un centro comercial.
Aquí, que llevamos en la provisionalidad más humillante algo mas de treinta y tres años, se lleva el mismo camino, pero algo más lento, si cabe más mortificante, para unos vendedores expropiados, dormidos por el sueño, (que ahora resulta que es malo para la salud), pues soñaban volver a un mercado como los de Barcelona y Valencia, que reciben tantos visitantes foráneos, como si de dos museos se trataran, y ya sabéis lo del dedalitos y la epatante cubierta.
Acaso gusta al viajero mezclarse con la gente en estos singulares espacios de ambiente cosmopolita.
En esta aun estamos, y la solidaridad, la comprensión, no falta, ni los ánimos y alientos que llegan y que es de agradecer, pero eso no es suficiente para parar este tren que está cogiendo velocidad de urna, acaso con tanatorio, pues de nada sirve que digan Quijote, valiente, torero o gladiador a quien escribe el drama críptico del misterio de las setas, antes Encarnación.
Tal vez Quijote por la locura de enfrentarse al arremangado Pentapolin, al que reconoció porque llevaba alzado su siniestro brazo, cuando a lo mas que siento son las punzantes pezuñas de los borregos clavándose en unos sentimientos, tal como si varios rebaños pasaran por encima.
¿Valiente?, el valor es un estado de animo que escasea en quien lleva tanto tiempo en esta esclavitud, que no es la Orden de la Encarnación, sita en los Terceros,, sino esta entrega poniendo “puyas”, que en tal caso seria no diestro sino picador haciendo sangre en unos lomos inalcanzables, pero estas no son hirientes, sino cartas al viento expresando buenos deseos, pues así son las puyas, según las enseñanzas del Venerable 5ª Keusang Rimpoché Kalsang Tukkú, Lama que impartió su sabiduría en el parque del Alamillo.
Lo de torero es difícil de llevar, pues no se trata de engaños, ni de suertes, aunque haga falta, más bien se trata de , al no caer en el sueño estar un poco más espabilado e ir por delante, que es como lo siento, tal como un “forcado”, asustado y decidido a ir al morlaco de frente, pero que se quedó sin placadores viendo como las gastan los de “phalas”, y se sigue enfrentado pensando conseguir una buena pegada.
He leído que con la mente se puede parar un tren en marcha, se trata de una técnica oriental llamada “Xianglongshihazhang”, tal como suena, y se practica con la meditación, así pues todo será cuestión de prepararse.
Mientras, por si falla este nuevo intento, en el que tengo a Santa Rita, a San Judas Tadeo y a San Expedito en el ajo, procuren poner algunas chinitas en las vías, a ver si tenemos suerte y al menos descarrila.
Francisco Rodríguez Estévez
Sevilla a 7 de Junio de 2006

8 Comments:

At 8:25 p. m., Anonymous Anónimo said...

Se merece todo el apoyo. Gracias por su labor

 
At 11:10 a. m., Anonymous Anónimo said...

Soy amigo de Paco y creo que la Asociacion Ben Baso ha acertado al darle el premio, nadie ha hecho mas en defensa del mercado de la Encarnacion. Gracias.
Animo Paco, la razon es compañera de la verdad y esta siempre se ve porque tiene luz propia.
Un abrazo.
Paco Diez.

 
At 6:46 p. m., Anonymous Anónimo said...

Las personas que verdaderamente conocen a Paco son los Comerciantes del Mercado de la Encarnación, lo han soportado durante decadas y fue durante bastantes años miembro de la Junta Directiva. No hay mas que preguntarles a ellos por su forma de actuar tanto comercialmente como personal...

 
At 7:34 p. m., Anonymous Anónimo said...

Que sería de este buen señor si empleara su tiempo en su negocio (modernización, limpieza, trato al cliente, ...etc.) y no se enfrentara a sus compañeros que son grandes profesionales y gozan de una clientela que el podría compartir. Que no trate de equivocar a nadie porque el equivocado es el, si esto es cultura ... que venga Dios y ...

 
At 7:39 p. m., Anonymous Anónimo said...

Creo que si hay que darle un premio es a la escoba de mirra, hay que ver como tiene el puesto, creo que es el peor de la plaza.Que se dedique a la carniceria para mejorar sus ventas y no perjudique el comercio del centro. Lamentable.

 
At 7:32 p. m., Anonymous Anónimo said...

pues la verdad es que lleva parte de razon , con hesas istalacines en 10 años una gran superficie que esto parese que le intereza mas al alyuntamiento, los comerciantes nesecitan al politico parasobrevivir a espensa de que les cueste el puesto de trabajo a 40 comerciante y 150 familia de trabajadores.

 
At 8:12 p. m., Anonymous Anónimo said...

¿Por qué no se dedica usted a ayudar al juez D. Baltasar Garzón en recabar los expedientes de las 8000 víctimas de las torturas, fusilamientos y desapariciones de la Guerra Civil? Déjese de restos arqueológicos que usted desconoce y si acaso desentierre los restos de los familiares que lucharon por una causa digna.

 
At 10:45 p. m., Anonymous Anónimo said...

Estos anonimos que dicen que tanto conocen a este señor paco que escribe de forma aceptable su historia, les diria que estas opiniones que espresan se las digan directamente, astengase el infartado, el inactivo, e incluso el pensador ideologico. Yo que lo conozco bien al igual que a muchos de los placeros, tengo de paco una opinion exelente, cosa que no podria decir de estos anonimos

 

Publicar un comentario

<< Home