miércoles, octubre 28, 2009

DESOLACIÓN





El pasado fin de semana recibí la visita de un querido amigo que vive en Madrid. Hace un año había estado conmigo en Sevilla y fuimos juntos a la Encarnación a ver como avanzaban las obras, nos sorprendió negativamente. El domingo pasado regresamos..... hacía un año que no pasaba por allí. Lo cierto es que no quería pasar ir para no observar como se termina de destruir la plaza. Y finalmente ví lo que se está levantando. Es doloroso ver como tu ciudad, el entorno amable que tiene que acoger a los ciudadanos se va conviertiendo en estas "cosas" que poco a poco nos van comiendo. El gran problema de esta situación es que no tiene remedio. No se puede volver atrás.

Ya no.

1 Comments:

At 1:42 p. m., Blogger Angela E. said...

Recuerdo cuando en Madrid se construyó el scalextric en la plaza de Atocha, el colmo de la modernidad. Años despues se desmóntó y renació la plaza, ocultada por el monstruo. Estoy convencida de que este horror, si se termina, acabará desmontándose o cayéndose algún día, lo malo es todo lo que se ha llevado por delante.
Hace unos días recibí en mi buzón un folleto denominado e-Sevilla + editado por el Ayuntamiento, aparece un artículo "Las setas de la Encarnación crecen este otoño" en el que se dan una serie de datos que resultan escalofriantes: Cada tronco requiere 60 piezas de madera, algunas de 4 toneladas de peso, se han traido desde Alemania por carretera, a razón de un camión semanal. La estructura pesa 2000 toneladas y está unida por 4000 nudos. Los tableros se han elaborado en Alemania y es la primera vez que se ejecuta un trabajo en madera de este calibre. La información termina diciendo literalmente: "La plaza de la Encarnación ha sido un sitio escogido por las civilizaciones que habitaron Sevilla para dejar la huella de su paso por la ciudad y así será en nuestro tiempos con el proyecto Metropol-Parasol que se convertirá en LA CATEDRAL DEL SIGLO XXI".
No se sabe qué sorprende más si la información o la desfachatez con que se plantea. Se han vuelto locos.

 

Publicar un comentario

<< Home