viernes, abril 03, 2009

Algunas preguntas sobre la Torre Cajasol

Sevilla, 2 de marzo de 2009

MAÑANA LE HAREMOS A CAJASOL ALGUNAS PREGUNTAS SOBRE SU TORRE
Aprovechando la asamblea extraordinaria que celebrará para conformar sus órganos de gobierno

Una asamblea que, efectivamente, procuraremos hacer "extraordinaria"... Para lo que se ha convocado una concentración ciudadana ante las dependencias que Cajasol tiene en c./ Laraña, donde tendrá lugar la reunión a partir de las 17 hs..
Contamos con que, muy probablemente, los directivos de esta entidad financiera no están para dar muchas respuestas (coherentes) a las preguntas que les planteamos, y que se relacionan a continuación. No importa: nos damos por satisfechos con que las muchas personas que asistirán al acto se las lleven consigo, las reflexionen y las planteen donde, cuando y ante quienes proceda, exigiendo una respuesta convincente.
Por otra parte, contamos con que dichas preguntas también les llegarán a estos directivos a través del Ministro de Economía y Hacienda, al que se las enviaremos estos próximos días por ser quien está gestionando la masiva ayuda pública a las entidades financieras y para que sepa en qué pretende gastarse Cajasol buena parte de lo que de ahí reciba. Y también les llegarán a través del Gobernador del Banco de España, quien sabrá de las mismas por si le son de ayuda en su actual labor de separar el grano de tanta y tanta paja financiera.
Así, ante las exageradas cantidades (en euros y en empleos) con las que quieren justificar la construcción de la Torre Cajasol, le planteamos a la entidad que la promueve las siguientes consideraciones y preguntas:
1) Sorprende el tono triunfalista de las declaraciones de Cajasol en un momento en el que la crisis económica aconseja acometer los proyectos con prudencia. ¿No es un despilfarro la inversión que se anuncia concentrada en una sola ciudad –por mucho que se declare que se beneficiará a muchas empresas andaluzas-? ¿Será la concentración de la inversión en el territorio parte de la política futura de Cajasol o sólo se realizará por esta vez?
2) ¿No generaría los mismos puestos de trabajo que se anuncian, o incluso más, un buen plan de apoyo a la creación de vivienda a precios asequibles para las clases modestas y medias en el ámbito de Andalucía en el que se asienta principalmente Cajasol?
3) O, en otras palabras, ¿es aceptable una inversión como la que se anuncia en un sector –oficinas- que no es deficitario, sino todo lo contrario en Sevilla, mientras se desatienden necesidades sociales mucho más perentorias?
4) ¿No es prioritario en una institución como Cajasol –sobre todo ante las indicaciones explícitas del propio presidente de la Junta de Andalucía- conceder préstamos a particulares y a empresas en tiempos como los de la actual crisis en vez de concentrar la inversión en un edificio de oficinas que poco o nada redundará en el tejido social de la ciudad y de la región salvo en la coyuntural generación de empleo en la construcción?
5) Puesto que Cajasol ha tenido que acudir a los avales del Estado, tal y como se hizo público en el pasado febrero, acción que no han hecho el conjunto de los bancos españoles ¿es adecuado realizar una inversión de dudosa viabilidad en una situación que demuestra ser como mínimo delicada? ¿Utilizan otras cajas las ventajas y beneficios de estos avales para operaciones tan ostentosas? ¿Se le admitiría a un banco privado, sin ninguna crítica por parte de la administración del Estado, una inversión como ésta avalada con fondos de todos los españoles?
6) ¿Debemos fiarnos de las buenas intenciones urbanísticas de una institución que dice construir “lo que le permite el PGOU”, cuando a través de Puerto Triana fue la artífice de un convenio urbanístico con demasiadas sombras y que es sobre el que se basa esta operación? ¿Podemos fiarnos cuando compró en su día los terrenos de Tablada, inundables y no urbanizables, con intención de “forzar” su urbanización, para terminar vendiéndolos pocos años después con un beneficio tan lucrativo como especulativo, hasta el punto de recibir la reprobación del Banco de España al menos en dos ocasiones por sus transacciones inmobiliarias?
7) Todos estos extremos, bien conocidos por los gobiernos municipal y autonómico, ¿no ha dado que pensar a los políticos –y no sólo a los responsables del patrimonio cultural-? ¿Se considera que todo lo anterior es normal en una sociedad que pretende avanzar hacia la modernización y hacia métodos de gobernanza más transparentes y democráticos?
8) ¿Nadie se percata de que mientras una entidad análoga y procedente de otra comunidad autónoma, La Caixa, propone como proyecto estrella la recuperación de un edificio histórico que ni la ciudad ni sus instituciones han sido capaces de poner en valor, Las Atarazanas, Cajasol pone en entredicho en los foros internacionales la imagen de la ciudad y la forma de gestionar su patrimonio por parte de sus autoridades? ¿No hay dudas sobre qué caja hace más por la imagen de Sevilla?
9) De manera que la Torre Cajasol, en definitiva, ¿a qué será un monumento?...

Plataforma Ciudadana “Túmbala”, contra la Torre Cajasol

1 Comments:

At 6:03 p. m., Anonymous Anónimo said...

Kisiera hacer una reflexión sobre reflexión sobre lo ke fue Andalucía de los niños/as en la Expo'92. Hace mucho tiempo ke se kiere "trasladar" y, según información extra oficial" este será su último año visitable desde Isla Mágica. Gente enamorada de esta obra de arte keremos reivindicarla como patrimonio legítimo de todos/as los/as andaluces y keremos ke se abra un debate público para darle una uso digno. Ayudadnos en esta lucha. Hemos abierto en Facebook un perfil "Balcón de Andalucía" balcondeandalucia@hotmail.com Perdonad, si no es el lugar idóneo donde exponeros nuestras inkietudes. Tenemos muchas ganas, pero andamos ciberperdidos. GRACIAS

 

Publicar un comentario

<< Home