jueves, octubre 05, 2006

Conciencia patrimonial y conocimiento

Cualquier política cultural, cualquier curriculum escolar, cualquier programa educativo ambiciona generar en la ciudadanía la conciencia patrimonial necesaria para conseguir una activa participación democrática en la defensa de nuestro patrimonio. ¿Cómo conseguirlo, qué hay que hacer, cuánto dinero costaría, a quién le corresponde...? son las preguntas más frecuentes a la hora de plantearse el problema sin que las respuestas que se están dando parezcan ser las más acertadas y es que, en asuntos patrimoniales, raramente el ciudadano de a pie pasa de admirar los monumentos de su ciudad mientras que los jóvenes sencillamente pasan del tema.
Para reflexionar sobre el tema, analicemos esta escena:


Se trata de una tumba excavada en la roca que ha tenido la mala suerte de estorbar la alambrada que separa dos urbanizaciones situadas en la sierra de la Plata (Cádiz). ¡¡¡Qué espanto!!!, podemos gritar la mayoría. Sin embargo, creo sinceramente que no debemos culpar al trabajador que ha solucionado el problema técnico que plantea el alineamiento de la altura de la valla porque sencillamente ignora que esa hondonada de la tierra no es un simple hoyo provocado por la erosión de la piedra.
Entonces... ¿quién es el responsable?; podría ser el presidente de la comunidad de la urbanización, el arquitecto, el promotor, el concejal de cultura del ayuntamiento, el director general de ... la lista podría ser larguísima pero... toda esta gente ¿saben realmente que ese agujero es una tumba que hay que respetar, conservar, querer, conocer, defender ...?. Dejo la pregunta en el aire para no ofender.
Lo que sí os puedo decir es que he visto jugar allí a muchos niños durante muchos años antes que la valla estropeara su castillo. Protestaron pero nadie les hizo caso. Claro, los niños son unos ignorantes, dirían algunos, pero os puedo asegurar que esa piedra no es cualquier piedra para ellos y si alguien les explicara el concepto de patrimonio lo entenderían perfectamente. En cuanto al gato, nadie pone vallas a la vida.
El problema es muy complejo y muy sencillo a la vez. ¿por qué no hay programas SERIOS escolares y no escolares para enseñar a la ciudadanía su patrimonio?. Sinceramente, sólo desde el conocimiento puede generarse algún día la conciencia patrimonial que todos queremos y deseamos. Es urgente.
Por cierto, quien quiera conocer y disfrutar de nuestro patrimonio prehistórico en las maravillosas sierras del sur de Cádiz os aconsejo esta página.


1 Comments:

At 10:05 p. m., Blogger angela said...

Preciosa imagen la del gato haciendo un uso sostenible y disfrutando del patrimonio.
¿Qué valoración se va a pedir del Patrimonio cuando las autoridades locales son las primeras que están continuamente relativizando su importancia cada vez que un resto estorba un proyecto?

 

Publicar un comentario

<< Home