martes, marzo 20, 2007

GUERRA Y PATRIMONIO. Cuatro años despues


Hace ahora cuatro años que nuestra Asociación, de una manera valiente y éticamente irreprochable, participó con la gran mayoría de los ciudadanos en las marchas contra la guerra que se desarrollaron en el país. Desde nuestra óptica de defensa del Patrimonio entendimos que el Patrimonio más valioso es el que forman las comunidades humanas y que de nada sirve la Defensa del Patrimonio monumental si detrás de las puertas de los museos está la Historia y fuera de ellas el horror. Porque eso es lo que hay en las calles de Irak, el horror, en la más pura línea conradiana (leed El corazón en las tinieblas, Joseph Conrad) magistralmente retratada por Ford Coppola en Apocalipsis Now. ¿Para cuándo una versión del Apocalipsis iraquí now?
Hoy, igual que antes, varios socios y socias de Ben Baso hemos vuelto a estar en las calles porque seguimos defendiendo excatamente lo mismo: la vida, con la diferencia de que ahora tenemos más argumentos a nuestro favor, las imágenes de los telediarios y los reportajes que nos hielan la sangre con la visualización del horror.
Tenemos la gasolina a precios razonables, objetivo logrado... pero el listón del odio se ha disparado de manera imparable, mientras que el precio de la vida está por los suelos. Esta miseria moral necesitará de siglos para ser digerida sin provocar asco y náuseas. Este Patrimonio está herido.

Hoy, como entonces, NO A LA GUERRA. LA VIDA ES EL PRIMER PATRIMONIO.

3 Comments:

At 9:03 a. m., Blogger Angela E. said...

Qué dolor, recuerdo aquellos días, haciendo somar las cacerolas en las terrazas para denunciar los bombardeos, los golpes surgiendo como ecos desde distintos puntos, invisibles, y viendo la belleza de nuestras cúpulas y torres iluminadas, sentir la destrucción abatiéndose sobre otras torres, otras cúpulas y otros ciudadanos tan inocentes como nosotros. El horror...

 
At 7:11 p. m., Anonymous Carlos said...

Estoy de acuerdo, pero que salgan los soldados españoles también de Afganistán...

 
At 12:57 p. m., Anonymous Anónimo said...

Los medios de comunicación no muestran los horrores de miles de vidas destruidas por ciertos intereses, como ocurre con la guerra de Irak y las guerras en general. Y muchos ciudadanos, seres humanos, se desentienden del tema.

Idem con el aborto. ¿Por qué no se tiene la misma sensibilidad?

 

Publicar un comentario

<< Home