sábado, septiembre 08, 2007

De viaje por el Mediterráneo





Recojo tu invitanción Ángela . Tras el triste sentimiento que nos ha causado la muerte de varias personas en Grecia y ver arder este país en aquellos lugares en los que habiámos pasados tan buenos momentos, no puedo dejar de recordar los sistemas anti-incendios que nos sorprendieron positivamente en Olimpia y Delfos, y que posteriormente no funcionaron por falta de mantenimiento. Los magníficos bosques que cruzamos , a través de carreteras infernales, en el Peloponeso subiendo hacia Basses, hoy quemados, que también explican la dificultad para acceder a los fuegos, y llegar al templo para encontrarlo cubierto por una especie de Palenque de plástico, como protección, ¡desde hace ya 20 años!. Las iglesias bizantinas de Atenas atrapadas bajo un piso o en un cruce de calles, al menos salvadas de la piqueta. y eso si catenarias más livianas que las que aquí colocaron.

Grecia me sorprendió, como hace 25 años, y pude disfrutarla compartiéndola con mi familia, también entre todos lamentamos aquellas negligencias que como aquí no favorecen la conservación de ese bello y frágil patrimonio que tenemos aún la suerte de disfrutar.

1 Comments:

At 5:51 p. m., Blogger Angela E. said...

Terribles los incendios, han sido muy dolorosos los comentarios de la gente sobre la diferencia de protección a los restos arqueológicos y a las personas.
Italia, los Balcanes, todo el Mediterráneo ardiendo y la conciencia clara en todas partes de que son incendios provocados. En Italia se hablaba de que los incendios están resultando más graves que el terrorismo.

 

Publicar un comentario

<< Home